¿Diesel o gasolina? No importa, ahorra con estos consejos

El ahorro de combustible es crucial para nuestra economía y en especial en este 2013 que ya sufrimos un aumento y hay una incertidumbre en cuanto más aumentará la nafta y el gas oil y peor si siguen los aumentos de peajes. Alguien se anima a predecir cuanto costará un litro de nafta súper o premium en diciembre?  Por eso es mejor que pongamos en práctica estos consejos para que el combustible dure más y tener que ir a la estación de servicio lo menos posible a ver como se diluye nuestro dinero.

Hoy en día, los motores actuales no necesitan ser calentados como en otras décadas. El “calentar” el auto prolongadamente genera excesos de emisiones y malgasta el combustible, por eso lo más recomendable es arrancar el auto y las primeras cuadras, manejemos “suavemente”.

Apaga el motor del auto cuando esté detenido por más de un minuto. Encenderlo nuevamente consumirá menos que dejarlo en marcha.

Evite la carga de equipaje en el techo del coche. Esto es fundamental para el ahorro de combustible. El área frontal agregada reduce la aerodinámica y afectará el rendimiento en un 25%.

También evite el exceso de peso dentro del coche, cuanto más carga tendremos, más combustible consumiremos. Asegúrate de no llevar “cosas” de peso en el baúl que no necesitemos. Está comprobado que por cada 100 kilogramos de peso adicional el consumo de combustible se incrementa en un 5%.

Conduzca con las ventanillas cerradas en la ruta. Al conducir a una velocidad de 100 Km./H, con las ventanillas bajas, aumenta la fricción aerodinámica y por ende gastaremos por lo menos un 5% más de combustible.

Utilicemos el aire acondicionado lo menos posible y cuando lo hagamos, que la temperatura sea no menor a los 23º C. En temperaturas más bajas el consumo aumenta un 20%.

Utiliza marchas largas. La forma más eficiente de conducir es hacerlo con las marchas más largas posibles manteniendo el motor a bajas revoluciones para que la energía necesaria sea menor. Así, es preciso prestar atención al cuentavueltas. Por regla general, en los motores de nafta la aceleración y el cambio de marcha debe realizarse cuando se alcanzaron las 2.000 o 2.500 revoluciones por minuto (RPM). En cuanto a los diesel, entre las 1.500 y 2.000 RPM.

Utilicemos la “primera” solo para arrancar. Se debe cambiar a la segunda una vez recorridos seis metros.

Evita el punto muerto. En contra de la creencia popular, sin marcha, el vehículo tiene un consumo fijo de aproximadamente medio litro de nafta por hora. Para ahorrar, es aconsejable poner un cambio largo y dejar que el auto ruede sin acelerar. De esta forma, el motor en marcha y, a más de 20 km/h, el consumo será nulo.

Mantengamos una velocidad crucero en ruta de no mas de 100 Km./h. ya pasando la esa velocidad, el aumento de consumo de combustible es considerable.

En cuidad, evitemos las frenadas bruscas, cuando veas un semáforo en rojo, deja de acelerar, si sigues acelerando el semáforo no cambiará a verde mágicamente y anticipe las acciones del trafico, acelere y frene suavemente, además es más seguro.

Tenga el auto en condiciones y con un buen mantenimiento. Haga los cambios de filtros de aire, aceite y combustible según las especificaciones del fabricante. Es muy importante que las bujías e inyectores estén limpios. Estos mejorarán la combustión del motor, ahorrando combustible y mejorando la performance de tu coche.

Por ultimo, vigila que los neumáticos estén con la presión correcta, Una presión baja aumentará el consumo de combustible hasta un 10% y reduce la vida útil de los neumáticos que hoy en día, también es indispensable cuidarlos.