Cómo aprender a invertir en propiedades

Invertir en propiedades puede acarrear importantes beneficios ya que se trata de una inversión segura y con un alto nivel de rentabilidad. Pero, como en cualquier otro tipo de inversión, es necesario estar informado y preparado para evitar tener grandes pérdidas.

Este tipo de negocio consiste en realizar una inversión de dinero para comprar una propiedad que puede ser una casa, un local o cualquier otro bien físico que pueda ser vendido o rentado. Y si no sabes cómo invertir en propiedades, aquí te comentamos sobre el tema para que puedas poner en marcha tus sueños de hacerte rico o lograr la ansiada libertad financiera

  • Comienza invirtiendo en un fondo de inversión inmobiliaria, o REIT. Estos se encargan de mancomunar el dinero recolectado por los inversores para comprar, vender y desarrollar todo tipo de propiedades inmobiliarias. De este modo, te beneficiarás por no intervenir y además podrás hacer diferentes inversiones a la vez.  Todo titular de la REIT se encuentra obligado a pagar el 90% de los ingresos del fideicomiso directamente a los accionistas por los ingresos generados por la venta o renta de cada una de las propiedades.
  • Aprende el oficio de invertir en propiedades formando parte de un grupo de inversión inmobiliaria. Similar a lo que ya mencionamos antes, el grupo de inversión inmobiliaria, permite a las personas adquirir, administrar y desarrollar los conocimientos necesarios para que cada uno pueda comprar y vender sus propias propiedades. A diferencia de los fondos REIT, estos se tratan de grupos más privados y las propiedades se tienen que vender antes de que un miembro abandone la asociación.
  • Compra y desarrolla una propiedad. Tienes que animarte a lanzarte solo, las casas raramente pierden su valor con el paso de los años y si además te encargas de desarrollarla y potenciarla, tendrás un diamante en bruto a tu disposición que te permitirá ganar mucho dinero por rentas o alguna futura venta.
  • Busca propiedades en ejecución. Por lo general, son las que más bajos precios tienen, pero es necesario buscar aquellas que necesitan poco mantenimiento porque si bien es conveniente pagar una baja suma por ella, no resulta rentable tener que pagar una gran cifra por reparar todas las imperfecciones que están sin trabajar.
LEER
20 consejos para ahorrar con hijos

Esperamos que te hayan sido de ayuda todos estos consejos e información sobre cómo invertir en propiedades y comiences a negociar para amasar tu propia fortuna.