Barco carguero de coches eléctricos se hunde y preocupa contaminación de baterías

Una noticia bastante impactante sonó en diversos medios de comunicación el 18 de febrero, se trataba del hundimiento de un barco carguero identificado como Felicity Ace. La tripulación emitió un mensaje de auxilio a 167 kilómetros de la costa más cercana, en la Isla Azores.

Afortunadamente, la ayuda llegó a tiempo para evacuar a la tripulación por aire a través de un helicóptero, así como los botes salvavidas con las que contaba la embarcación. Sin embargo, nada se pudo hacer para salvar al barco.

¿Por qué tanto escándalo por uno de tantos barcos que se han hundido en el mar? Resulta que este transportaba 4.000 coches de alta gama de Volkswagen, además de varios Porsche de gran valor los cuales se hundieron con todo y embarcación.

Las autoridades han encontrado la razón del desastre, así como las pérdidas millonarias

El barco carguero que zarpó desde Alemania, rumbo a  Rhode Island, Estados Unidos, sufrió un incendio que se esparció rápidamente consumiendo todo a su paso y obligando al capitán y su tripulación a huir de inmediato.

La compañía del barco que cruzaba el Atlántico cuando ocurrieron los hechos, mencionaron únicamente que eran conscientes del incidente en uno de sus barcos que transportaba carros de Volkswagen, pero no conocen más detalles sobre cómo se originó dicho incendio.

LEER
Qué hay tras el aumento de precios en alimentos

Hasta ahora se sabe que parte del barco fue remolcado con ayuda de los barcos de la Armada de Portugal rumbo a las islas Azores, y que intervinieron terceros también para ayudar. Según las declaraciones del momento, aún se desconocía la magnitud de las pérdidas materiales.

Con una capacidad de 4.000 vehículos distribuidos en los 200 metros de longitud del Felicity Ace, no se menciona cuál fue la capacidad real de los autos de Volkswagen y Porsche, si hubo otros vehículos de otras compañías u otra clase de cargamento también transportándose en ella.

Lo único que se sabe de los Porsche ha sido gracias a las declaraciones de la aplicación Track Your Dream de la empresa, que mencionaban que los compradores tendrán que esperar un poco más para recibir su automóvil, posiblemente porque se han perdido o están dañados y tendrán que ser sustituidos, o cabe la posibilidad de haber rescatado autos del incendio.

¿Esto significa un golpe duro para Porsche ante un evento impredecible? En absoluto, la empresa ya está preparada para absorber estos eventos, y es que no ha sido la primera vez que han perdido vehículos mientras realizaban viajes trasatlánticos, como el bien conocido accidente de Grande América en 2019 que se incendió y hundió con varios Porsche 911 GT3 RS de edición limitada.

LEER
¿Qué impacto real tiene una botella de plástico?

En ese accidente se perdieron también 2.000 Audi y otros modelos Porsche mientras viajaban hacia América del Sur, las cuales representaron grandes pérdidas especialmente para los modelos limitados que tuvieron que reiniciar de nuevo un proceso de fabricación que se había dado por terminado.

Pero no faltaron las risas en redes sociales de quienes querían ir a buscar los carros

Ya que afortunadamente no hubo nada que lamentar del incidente, los usuarios en Twitter no tardaron en formular ir por el botín  a lo “buscadores del tesoro perdido” y hacerse de un fabuloso Porsche aunque estuviera un poco quemado.

Lo interesante aquí es que, de hecho, existe una norma llamada “Ley de Salvamento” del Derecho Marítimo que estipula que cualquier persona que ayude a recuperar el barco de carga y su cargamento, tiene derecho a recibir una recompensa de acuerdo al valor de los bienes rescatados.

Si bien esta ley tiene ligeras variaciones de acuerdo al país, es algo que efectivamente existe a nivel internacional, razón por la cual terceros acudieron al rescate de la embarcación cuando ocurrieron los hechos.

Esto quiere decir, que si alguien ayuda a otra persona ante un desastre en altamar, tiene todo el derecho por ley de recibir una recompensa en proporción al valor de lo que se ha rescatado. Esta antiquísima ley pretendía arrebatarle cualquier recurso a la deriva que pudiera favorecer a los piratas.

LEER
China ya no quiere ser uno de los países más contaminantes y lo logrará con este proyecto

Pero hay letras chiquitas, ya que no cualquiera puede venir y pretender salvar una embarcación de un posible peligro inexistente. La tripulación debe dar fe primero de que, de no haber sido por su salvador, no habría forma de salvar la embarcación o las vidas de la tripulación para poder exigir una recompensa.