Cómo realizar un proceso de selección de personal con éxito

A la hora de realizar un proceso de selección de personal, no todo vale. En la siguiente guía te contamos las claves para que aprendas a elegir bien a tus candidatos o posibles trabajadores para tu empresa.

Guía para realizar un proceso de selección de personal exitoso

Los procesos de selección de personal están muy a la orden del día para las empresas, puesto que a menudo buscamos perfiles que se ajusten perfectamente a las necesidades del negocio y que encajen con los equipos de trabajo ya formados. Por lo que, es un proceso laborioso.

Además, no se trata únicamente de que la empresa conozca el perfil que necesita, sino que también debe saber cómo encontrarlo. Aquí entran en juego las técnicas de reclutamiento. Pero, ¿por dónde empezar?

1- Analiza y describe el puesto de trabajo

El primer paso, consiste en analizar bien al profesional que necesitas. Conoce las necesidades que tienes en tu empresa y elabora una descripción en detalle del puesto de trabajo. Por lo que, tendrás que realizar un análisis de las habilidades y cualificaciones que debe cumplir el trabajador, el puesto de trabajo en concreto, la actividad a realizar, la duración de la jornada, etc.

LEER
Consejos para obtener crédito

2- Busca posibles candidatos

Cuando tengas claro el perfil que necesitas, es hora de publicarlo en un portal de búsqueda de empleo para que los interesados pueden apuntarse. Pero pueden ser fuentes de reclutamiento internas o externas.

Por ejemplo, en el caso de que sean internas, quiere decir que promociona al puesto un trabajador que ya está en la empresa y, que por ejemplo, lo asciendes. Es una manera de darle formación para que siga prestando un servicio a la empresa, con la ventaja de que ya lo conoces y sabes cómo trabajo.

Mientras que, si es externo, puedes buscar posibles candidatos mediante prácticas formativas, en las bases de datos de CV de la propia empresa o en portales de trabajo. También hay agencias privadas que se encargan de hacerlo todo por ti o incluso puedes publicarlo directamente en portales como InfoJobs.

Aquí entran en juego las técnicas de reclutamiento que te mencionamos antes. Estas son las más frecuentes:

  • Incidentes críticos: consiste en ver cómo actúa una persona en una determinada situación. Su comportamiento y cualidades mediante entrevistas personales o cuestionarios.
  • Análisis de cargo en el mercado: se analiza a las empresas de la competencia para ver las funciones y requisitos de puestos similares.
  • Hipótesis de trabajo: se estima el perfil que va a necesitar la empresa.
LEER
50 Consejos para ganar dinero haciendo lo que te gusta

3- Preselección de los candidatos

Si todo va bien, recibirás candidaturas, posibles candidatos a ocupar el puesto de trabajo ofertado. El siguiente paso es elegir a los que encajen con tu empresa o puesto de trabajo, teniendo en cuenta la formación, experiencia, la personalidad del candidato y demás.

Para ello, es fundamental llevar a cabo una serie de pruebas para seleccionar los candidatos. Una entrevista cara a cara para conocerlo es fundamental, así como hacerle preguntas para ver cómo responde.

Hay test que permite medir la inteligencia, los rasgos psicológicos, los conocimientos, etc. Todo depende del puesto de trabajo en concreto. Por ejemplo, si es para un puesto de programación, puedes ponerle un plan de ejemplos con varias respuestas y que elija la que cree que es la acertada.

Son ejercicios de simulación con los que se puede ver la respuesta del candidato frente a un escenario hipotético. Puede que con los nervios no resulte efectivo para todos los tipos de candidatos, por lo que debe complementarse con otras.

Habitualmente, para que muchos candidatos se sientan más cómodos, se realiza una prueba de dinámica de grupos para así conocer los aspectos psicológicos de cada uno y la capacidad de trabajar en equipo. Esto último se valora mucho por las empresas.

LEER
¿Qué es el renting?

Incluso hay empresas que realizan actividades de team building como escape room para evaluar cómo es cada uno de los perfiles de trabajo. Es una forma de conocer bien a sus empleados o posibles candidatos; de comprobar cómo se desenvuelven frente a las distintas situaciones.

Por lo que, tras preseleccionar a los candidatos, solo tendrás que quedarte con el que consideres ideal. Incluso puedes ponerlo a prueba.

Siguiendo estos consejos sabrás cómo realizar un proceso de personal con éxito. Es importante que le dediques el tiempo suficiente para acertar.