Consejos para conseguir un ascenso laboral

Cualquier profesional que aprecia y ama su trabajo quiere evolucionar en su carrera, o conseguir un ascenso laboral, preferiblemente tan pronto como sea posible. Pero en el mundo competitivo en el que vivimos y trabajamos hoy en día, esto no siempre es tan fácil como nos gustaría.

A continuación se enlistan 8 consejos para obtener un ascenso laboral:

1. Entregarse  al 100%. Aunque no sea el puesto de sus sueños, es crucial dedicarse a sus tareas actuales al 100% y hacer lo que mejor que sabe hacer, de la mejor manera posible. Además, no descuide su imagen laboral, sea aquella persona que nunca se pierde un día de trabajo (a menos que este realmente enfermo), que siempre llega 5 minutos antes y siempre se va 5 minutos más tarde que los demás, y siempre está disponible para la empresa.

2. Productividad por encima del promedio. El que lucha por un ascenso usualmente lo hace para obtener mejores condiciones de trabajo y mejor salario. Para esto usted debe tener todo lo que se necesita para tener éxito en este nuevo cargo y estar a la altura. Tener talento es bueno, pero no es suficiente, se necesita trabajo, profesionalismo y la difícil tarea de construir una reputación de infalible.

LEER
Agricultores indios no salen de su crisis y ya reciben otro fuerte golpe

3. Comunique sus metas. Sin ser adulador, transmita a quien corresponda cuáles son sus intenciones con respecto a su futuro y de a entender que está dispuesto a luchar para conseguir la tan ansiada promoción. Sus méritos no siempre pueden hablar por sí mismos y los líderes no siempre pueden estar al tanto de todo y de todos, es decir, si considera necesario informar a su jefe de sus últimos éxitos hágalo, por ejemplo, envíe un correo electrónico de un cliente satisfecho o haga un informe mensual.

4. Ser popular. Ya sea si usted es una persona extrovertida o introvertida, es importante ser popular en la empresa si desea ser promovido. ¿Por qué? La gente popular, se lleva bien con todo el mundo, y su ausencia se hace sentir, si usted no se ajusta a este grupo de personas, debe empezar  a mejorar sus habilidades sociales. Haga el esfuerzo de conocer a todos sus compañeros de trabajo, incluso aquellos que no son parte de su departamento, ayúdelo y cree buenas relaciones con el mayor número posible de personas, en especial los que toman las decisiones más importantes, tales como la adjudicación de las promociones.

LEER
Finanzas para niños. Lo que debes enseñarles a tus hijos

5. Tener un mentor. Dentro de cualquier empresa que promueve el crecimiento profesional, puede ser una buena idea tener un mentor, alguien que ha subido la escalera corporativa, con amplia experiencia y que esté disponible para ayudarle a hacer lo mismo. Además de ser capaz de abrir muchas puertas, un mentor es una persona que puede sugerir y apoyar a su favor en el momento de una promoción o incluso prepararlo para tomar su propia posición, en el caso de retirarse.

6. Ser versátil. En estos días, un profesional tiene que ser versátil, es decir, debe conocer su actividad desde diferentes ángulos, tiene que trabajar tanto individualmente como en equipo, debe saber cómo ser un buen líder y saber ser guiar, debe saber cuándo aparecer y cuándo optar por el silencio y debe cambiar los métodos de trabajo si es necesario . Todo esto cuenta a la hora de ser promovido.

7. Seguir aprendiendo. La formación continua es esencial para todos aquellos que buscan avanzar en su carrera y convertirse en un verdadero experto. No descarte la posibilidad de hacer cursos de formación, asistiendo a seminarios con profesionales de reconocido prestigio mundial, o apostando por una maestría o doctorado.

LEER
¿Cómo se está enfrentando España al auge del juego?

8. Esté abierto a buscar otro trabajo. Si ha hecho todo su esfuerzo en su intento de avanzar en su carrera, sólo para llegar al final del año y no haber podido lograr su objetivo, y peor aún, la meta empieza a parecer casi imposible en su empresa actual, también puede estar a la altura de cambiar de trabajo. Usted puede tener miedo del cambio y sentir una tremenda lealtad a su jefe actual, pero la verdad es que hay que hacer lo que es mejor para su carrera, si no, se corre el riesgo de estar siempre descontento con su situación laboral actual.