Finanzas para niños. Lo que debes enseñarles a tus hijos

Especialistas en la materia afirman que los padres deben enseñarles a sus hijos a manejar el dinero desde temprana edad, darles una buena educación financiera. Aseguran que los buenos hábitos financieros deben inculcarse desde niños. Distinguir entre los bienes necesarios y los deseables es un ejercicio fundamental.

Los buenos hábitos financieros deben ser enseñados desde temprana edad, a fin de que los niños se acostumbren a manejar su dinero adecuadamente. Lamentablemente la educación financiera no es una costumbre y no hay nada mejor que los mismos padres enseñen a sus hijos, los primeros pasos con el manejo del dinero.

Como y cuando comenzar esta educación

Una vez que has decidido hablar con tus niños sobre finanzas personales surgen de inmediato las preguntas: ¿cómo debo hacerlo? y ¿por dónde empiezo?

A continuación te damos una serie de consejos y tips del programa de educación financiera de Visa y de MetLife para que utilices con tus hijos.

Hay que enseñarles la diferencia entre necesidades y deseos, así establecerán límites entre aquello que realmente necesitan y lo que desean comprar.

Que conozcan el valor y el precio de las cosas. Por ejemplo, en el supermercado es oportuno poner ejemplos, comparar precios y márgenes de ahorro al comprar un producto.

Si acostumbras darles a tus hijos dinero semanalmente comparte con ellos ideas para aprender a ahorrarlo y administrarlo.

Enséñales a ser pacientes para el logro de sus objetivos financieros y a tener control sobre los gastos.

Si les pides que ayuden en actividades en el hogar y les pagas por ello, procura no darles demasiado, pues convertirán sus obligaciones domésticas en negocio.

Qué deberías evitar

Evita darles «préstamos» constantemente porque reforzarán la creencia de que los padres tienen acceso a cantidades ilimitadas de dinero.

Si les das dinero para comprar golosinas o el desayuno en la escuela, sugiéreles comparar precios y calcular cuántos y cuáles caramelos pueden comprar por un mismo precio.

Los niños aprenden más con el ejemplo de los padres, por lo que es recomendable que realices un buen manejo de las propias finanzas personales y los hagas partícipes.

Es fundamental crear una buena comunicación con ellos, habla sobre sus inquietudes, gustos, desagrados y problemas, así crearás un lazo de confianza que los ayudará en su autoestima y propia seguridad.

Si tus hijos son adolescentes, ellos podrán fijarse metas y establecerse planes de ahorro, además de manejar más responsablemente sus ingresos en un futuro.

¿Los pondrás en práctica? ¿Hablas con tus hijos sobre dinero?