Los descuentos y sus peligros en la economía familiar y personal

En algunas épocas del año, la mayoría de los almacenes, restaurantes y otros centros de comercio, promueven sus productos con grandes ofertas para todos en general, esta es un fecha de aprovechar las rebajas, pero hay un peligro sobre esto, si no sabemos o no tenemos control de nuestra compras, podremos caer en un abismo y de esta forma causar grandes problemas económicos en nuestra familia o a nosotros.

El peligro de los descuentos y rebajas es que hacen de un imán para todas las personas que tienen disponible efectivo o tarjetas de crédito y el peligro está cuando no tenemos la suficiente fuerza psicológica para todos estos ataques de mercadeo, que ablandan la situación financiera para que las personas se animen a comprar y gastar.

Después de hablar todo esto nos ponemos a pensar y que podemos hacer para evitar estas ganas de comprar y ataques publicitarios que hacen gastar nuestro dinero.

Medidas prácticas

Tomemos consciencia de que los centros de comercio ponen estos precios de sus productos en rebaja porque quieren deshacerse de ellos ya que renovarán los productos a los más nuevos, por esta razón tenemos que pensar que todo lo que nosotros compramos o gastamos de nuestro dinero lo tenemos que ir apuntando y veremos que va disminuyendo nuestro efectivo, por eso debemos de saber y concientizarnos que cada compra es un retroceso de nuestra economía y si compramos demasiado los días posteriores veremos nuestros resultados.

Respecto a la tarjeta de crédito, lo más recomendable es utilizarla para emergencias y no para hacer compras de nuestra canasta alimenticia o compra de algún electrodoméstico, ya que resultaría más costoso estar pagando las cuotas de la tarjeta de crédito. Pero si la utilizas tienes que tomar en cuenta que al mes siguiente tendrás que pagar el total de lo consumido. El problema de la tarjeta de crédito que nubla la sensación de que se está terminando el dinero.

Tienes que prepararte Psicológicamente a que tienes que ahorrar

Antes de salir de tu hogar tienes que pensar y obligarte a que saldrás a comprar lo que necesites y si encuentras una oferta especial, no lo vas a comprar y pasaras de largo. Buscaras lo que necesitas ya has salido con la idea que gastaras cierta cantidad de dinero y no te pasarás de esa cantidad.

Lo mejor que puedes hacer es ahorra y comprar al mismo tiempo eso será tu fin cuando salgas a comprar en algún centro comercial, ya que si no lo haces tú economía familiar peligrará.

Foto: Web.