Nuestra primera inversión. Dónde, en qué y cómo hacerla

Invertir no es sólo para los ricos. Casi cualquier persona puede dedicar por lo menos un poco de su dinero a las inversiones, y terminar con más dinero que con el que empezó. Si tiene unos cuantos dólares o incluso un par de cientos que no necesitas de inmediato, he aquí algunas sugerencias sobre cómo sacar el máximo provecho de una inversión que haga por primera vez.

Nota: Este artículo se supone que es para quien está buscando hacer crecer su dinero en el tiempo y está dispuesto a tomar un riesgo en lugar de,  ahorrar su dinero en poco riesgo como cuentas de ahorro u otras formas de bajo rendimiento. También se asume que ya tienes un fondo de emergencia de lado que incluye el dinero suficiente para cubrir los gastos normales de tu vida durante ocho meses si tu ingreso final se diluye pronto. Se supone, además, que no tienes deudas de alto interés, tales como tarjetas de crédito. El pago de dicha deuda, entonces debe ser prioridad, en lugar de invertir tu dinero (porque no hay prácticamente ninguna inversión que pagaría tanto interés como lo haría normalmente pasar en la realización préstamos de alto interés y otras deudas).

LEER
Aprender a ahorrar 500 Dólares en un año. 5 Consejos

Hay muchas cosas donde invertir, como la bolsa de valores, que es una de las cosas que ahora mismo mas flujo de inversión tiene por el internet que ha venido a popularizar el mercado de valores. Es la más tentadora y quizás para algunos la más conveniente a la hora de invertir. ¿Pero por qué? Porque es fácil involucrarse en ese medio, como ya dijimos gracias a internet. Solo tienes que registrarte en una casa corredora como Ameritrade u otras de la red. Eso si, exige conocimiento y más cuando realizas operaciones de grandes inversiones. Tiene como restricción que muchas de esas casas corredoras (agentes de bolsa online) solo aceptan como mínimo 100 dólares. Como todo en lo que vayas a invertir requiere de tiempo para estudiar y aprender cómo es ese mundo de la inversión virtual, como también se le conoce. En menos de 5 segundos puedes perder todo lo invertido así como también duplicarlo y hasta triplicarlo.

Puedes invertir en un pequeño negocio, ya sea de alguien que ya tiene la idea y solo requiera de capital, es algo hasta cierto punto más práctico y menos laborioso que cualquier otra opción, eso si, requiere que conozcas muy bien a la persona a la que le darás tu capital y que se hayan aclarado como serán la repartición de los dividendos que deje el negocio. Ya podría ser un puesto de comidas ambulante, polirubro, un café-bar, etc.

LEER
5 pequeños consejos e ideas para mejorar tu economía e inversiones

Puedes invertir también en un inmueble, una casa o departamento, pero ya aquí requiere que tengas una buena suma de dinero. La inversión seria comprarlo, y reciclarlo para venderlo posteriormente más caro o para alquilarlo. Este tipo de inversión es una de la más lenta de todas y tiene muchos riesgos, como que caiga las ventas por alguna grave crisis en tu país, un terremoto, que construyan algo que le quite plusvalía a la zona donde compraste el inmueble.

Lo más conveniente es que comiences a invertir en cosas pequeñas y luego vayas aumentando en tus inversiones, con las mismas ganancias que hayas conseguido en las previas inversiones que hayas hecho.