Tarjetas de crédito: Úsalas de la mejor forma y sácales provecho

Mucha gente tiene tarjeta de crédito y no sabe cómo utilizarla o simplemente la utiliza mal. Y las tarjetas de crédito si se saben utilizar son muy útiles y eficaces para situaciones de emergencias e incluso ahorrar dinero, pero pueden convertirse en un dolor de cabeza cuando no son bien utilizadas. Aprende con este artículo a optimizar al máximo el uso de tu tarjeta de crédito y en vez de gastar y endeudarte, como piensa la mayoría de la gente, aprende ahorrar con los plásticos.

1. Tu informe de crédito y puntuación de crédito son importantes. Esto es porque si tienes un buen puntaje de crédito obtendrás una mejor tasa de interés (inferior) de los préstamos. Esto es importante porque tendrás que pagar menos. Ahorrarás más dinero. Puedes mejorar tu puntaje de crédito si optimizas el uso de tarjetas de crédito.

2. Hay algunas cosas que pensar cuando consigues una nueva tarjeta de crédito:

Mantente alejado de las tarjetas emitidas por cada tienda individual. Por lo general no son buenas ofertas. Haz un esfuerzo para elegir una buena tarjeta.

La mejor manera de elegir una tarjeta es comparar las tarjetas de línea.

LEER
Síntomas de que perdiste el control de tus deudas y consejos para recuperarte

Ten alrededor de 2 a 3 tarjetas y no más de ahí y saca provecho de todos sus descuentos, tomate el tiempo necesario para saber que día comprar y en que rubro. Esto es muy importante y economistas siempre lo aconsejan, por eso el uso de más de una tarjeta de crédito, el objetivo siempre es ahorrar.

Por ejemplo si tienes 3 tarjetas de crédito, una del Banco A, otra del Banco B, y otra del Banco C, cuando llegue el resumen o través de sus respectivos sitios webs, fíjate bien que descuento tienen.

Si la tarjeta del Banco A tiene descuento en combustibles los días lunes y la tarjeta del Banco B tiene el mismo descuento en combustible los jueves, pues carga combustible solo los lunes y jueves con la tarjeta de crédito correspondiente y así con demás rubros, como indumentaria, informática, farmacias, etc. Ésta es la mejor forma de usar las tarjetas de crédito y si consumes, ahorrarás mucho dinero.

3. Paga tu tarjeta de crédito en su totalidad cada mes.

4. Elige una tarjeta de crédito que no tenga cuota anual, o que las recompensas sean mucho, mucho más que el valor de los honorarios. Si la tarjeta de crédito tiene cuota anual y las recompensas no valen los gastos, obtener las cuotas eximidas llamando a la compañía de tarjetas de crédito.

LEER
Consejos para encontrar trabajo o conseguir un nuevo empleo

5. Negocia una menor tasa de interés (tasa APR-anual)

6. Mantén tus tarjetas de crédito por un largo tiempo y mantenlas activas.

7. Si no tienes ninguna deuda y puedes pagar tu tarjeta de crédito en su totalidad cada mes, obtén más crédito. Esto mejora la tasa de utilización de crédito (que hace un buen porcentaje de su calificación de crédito), que es la cantidad que adeudas dividido por tu crédito disponible. Una tasa más baja es mejor. Puede hacerlo llamando a la compañía de tarjetas de crédito y solicitar un crédito más alto cada 6 o 12 meses, además necesitaras hacerlo, pues la inflación te lo obliga.